Euslogan
Seleccione su lenguaje:
Píldoras de la disfunción eréctil en línea de farmacias registradas
Eudoctor

Impotencia


Que es la Disfunción Eréctil?

En la actualidad, la impotencia o la disfunción eréctil (DE) ya no es un problema importante. Esta condición es tratable. Sepa usted que esta puede ser una condición médica o psicológica. La mayoría de la información coloca a los hombres de mayor edad como su blanco principal pero sepa que puede sucederle a hombres de cualquier edad. La causa puede estar relacionada con una dieta escasa, exceso de alcohol o incluso no hacer suficiente ejercicio físico. Si este es su problema, por favor no desespere porque hay medicamentos disponibles para ayudarle a alcanzar y mantener una erección normal.

Esto puede traer muchos trastornos a la confianza de un hombre. Sin embargo, es importante no sufrir en silencio y buscar ayuda ya que la DE puede ser tratada. No tenga miedo de compartir esto con su pareja, ya que ambos pueden beneficiarse de una relación abierta y honesta. Si usted quiere abordar esta cuestión en privado, eudoctor.net es la solución, ya que puede completar un cuestionario y solicitar una consulta médica en línea. Ofrecemos una gran variedad de tratamientos, pastillas, tratamientos con inyecciones, cremas, tabletas, así como remedios naturales. Nuestra línea de productos relacionados con las píldoras para DE incluyen: Viagra, Levitra and Cialis, Nipatra y Spedra.

Con estas usted obtendrá una erección saludable ya que aumentan el flujo sanguíneo hacia el pene. No sólo logrará esa erección, sino que también podrá mantenerla. Uno de nuestros productos más demandados es Cialis por su acción de larga duración. Con Cialis, obtendrá esa vida sexual saludable que siempre soñó. Por favor vea a continuación nuestra lista de medicamentos para la DE.

La salud sexual es un componente importante de la salud emocional y física de cualquier persona. La imposibilidad de la realización sexual por varias razones conduce al desarrollo de neurosis severa y viola la adaptación social del individuo en la sociedad. En la estructura de los trastornos sexuales, la disfunción eréctil ocupa un lugar destacado, tanto en la frecuencia de ocurrencia como en la importancia social, ya que empeora la calidad de vida de los hombres más activos y con mayor capacidad social. La disfunción eréctil se define como la incapacidad de lograr o mantener una erección suficiente para satisfacer la actividad sexual si estos trastornos se observan durante al menos 3 meses.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), uno de cada diez hombres mayores de 21 años padece disfunción eréctil, y cada tercer hombre mayor de 60 años generalmente no puede tener relaciones sexuales. A la edad de 40-50 años, la DE se detecta en el 40% de los hombres, en 50-60 años, en el 48-57% de los examinados, y en el grupo de mayor edad el 70% de los hombres sufren de este trastorno, y por El 6% de las personas de 50 a 75 años la disfunción eréctil es un problema grave de la vida. La DE se observa en aproximadamente 140-150 millones de hombres en el mundo y se estima que en los próximos 25 años esta cifra puede duplicarse. Los estudios modernos han demostrado que la DE, por regla general, tiene una etiología orgánica y es causada con mayor frecuencia por causas somáticas, al menos en hombres mayores de 50 años.

El mecanismo de erección es un proceso fisiológico complejo, que está garantizado por la actividad articular de los elementos del músculo liso, los sistemas vascular, nervioso y endocrino. La erección del pene es causada por la estimulación sensorial local de los órganos genitales o por estímulos centrales obtenidos o desarrollados por el cerebro. A nivel celular, la relajación de las células del músculo liso se produce bajo la influencia de mediadores: cAMP y cGMP. Un aumento en su concentración intracelular conduce a la liberación de calcio en el espacio extracelular. Un cambio en la concentración de calcio conduce a un cambio en el potencial de la membrana celular, la relajación de las trabéculas del músculo liso del tejido cavernoso y la erección del pene. La guanilato ciclasa se activa por la acción de NO, convirtiendo GTP a cGMP.

Cabe señalar que la fuente de NO en el tejido cavernoso no solo son las células endoteliales, sino también las terminaciones nerviosas no adrenérgicas no colinérgicas en las que este mediador se sintetiza como resultado de la acción de la enzima neuronal NOC (nNOC). Excretado por las terminaciones nerviosas como resultado de su activación, NO "desencadena" una erección y, posteriormente, como resultado del efecto mecánico del aumento del flujo sanguíneo en las paredes de las arterias cavernosas y los senos de los cuerpos cavernosos del pene. , eNOC se activa, lo que a su vez conduce a una síntesis prolongada de NO con el desarrollo de erecciones máximas. 

Los principales factores de riesgo para la disfunción eréctil son la edad, las enfermedades cardiovasculares, incluida la hipertensión, los trastornos endocrinos (diabetes, deficiencia de andrógenos), los efectos secundarios de los medicamentos, las lesiones de la médula espinal, la depresión, los malos hábitos y las enfermedades de la glándula prostática. Junto con esto, el tabaquismo, el abuso de alcohol, la inactividad física y el uso de ciertas drogas contribuyen al desarrollo de la disfunción eréctil: algunos medicamentos antihipertensivos, antidepresivos, tranquilizantes, estupefacientes, bloqueadores H2, medicamentos hormonales.

En la mayoría de los hombres, la causa principal de la disfunción eréctil es una enfermedad vascular. En casi todos los estudios epidemiológicos dedicados a la disfunción eréctil, se ha revelado una conexión entre su aparición y la hipertensión arterial y la aterosclerosis. Además, según algunos autores, la detección de la disfunción eréctil puede indicar la presencia y el paciente tiene una de estas enfermedades en forma latente. Algunos autores incluso recomiendan realizar pruebas de ECG de estrés antes de comenzar el tratamiento para la disfunción eréctil.

Está comprobado que la insuficiencia arterial del pene en aproximadamente un tercio de los casos desarrolla manifestaciones sistémicas de patología cardiovascular. Además, debido al hecho de que el diámetro de las arterias cavernosas es más pequeño que el diámetro de las arterias coronarias, la DE puede ser la primera manifestación clínica de enfermedades causadas por disfunción endotelial. Por lo tanto, en presencia de factores de riesgo, en primer lugar, se produce daño funcional y orgánico en arterias más pequeñas.

Debido a las lesiones ateroscleróticas de los vasos del pene (PC), no solo se produce un deterioro mecánico del flujo sanguíneo, sino que también se interrumpe la producción de neurotransmisores y disminuye la elasticidad de los vasos. En última instancia, estos vasos no pueden suministrar a los órganos la cantidad necesaria de oxígeno y nutrientes, lo que contribuye al aumento de la fibrogénesis del tejido cavernoso del pene. Debido a la transformación fibrosa del tejido cavernoso, se hace imposible mantener una erección suficiente para una relación sexual completa.

A menudo, varias manifestaciones de aterosclerosis se desarrollan en paralelo, ya que los factores de riesgo de disfunción endotelial y aterosclerosis que afectan los vasos sanguíneos del pene son los mismos que los factores de riesgo de enfermedad coronaria: tabaquismo, dislipoproteinemia por diabetes mellitus. El riesgo de CHD en pacientes mayores de 50 años aumenta significativamente en presencia de disfunción eréctil.

La hipertensión arterial también contribuye a la disfunción eréctil, incluso en ausencia de aterosclerosis: el tejido muscular prolifera en los cuerpos cavernosos y los vasos sanguíneos, la fibrosis del tejido cavernoso y un aumento en la cantidad de colágeno tipo III. Además, la gravedad de estos cambios es directamente proporcional al grado de aumento de la presión arterial sistólica.

Además, el desarrollo de la disfunción eréctil a menudo se asocia con una terapia antihipertensiva inadecuada. Se cree que el 25% de los casos de disfunción eréctil de una forma u otra son causados ​​por medicamentos. Los signos clínicos de la disfunción eréctil inducida por fármacos se consideran un comienzo relativamente rápido, una conexión temporal con la toma de un medicamento que afecta negativamente a varias partes de las relaciones sexuales y una disminución en la gravedad del trastorno o su desaparición completa después de la abstinencia. Muy a menudo, la aparición de la disfunción eréctil se asocia con el uso de medicamentos antihipertensivos, especialmente los diuréticos tiazídicos y los betabloqueantes. La aparición de la disfunción eréctil, por supuesto, reduce la adherencia del paciente al tratamiento y, en última instancia, empeora el pronóstico.

Se supone que la disfunción eréctil puede ocurrir debido a una disminución en el flujo sanguíneo al pene, pero no está claro si esta disminución es consecuencia de una disminución en la presión arterial sistémica durante la terapia antihipertensiva efectiva, un resultado de una enfermedad vascular o cualquier otro efectos desconocidos de la droga.

Cambiar el régimen de drogas puede ayudar al paciente a superar los cambios negativos en la esfera sexual que se observan con algunos tipos de tratamiento. Por ejemplo, con el desarrollo de la disfunción eréctil en pacientes con hipertensión arterial, los diuréticos tiazídicos y los betabloqueantes no selectivos se cancelan. En esta situación, se prefieren los antagonistas del calcio, los inhibidores de la ECA y los bloqueadores alfa o los inhibidores del receptor de angiotensina. Si es necesario, la designación de betabloqueantes como fármacos de elección en pacientes con disfunción eréctil se convierten en fármacos modernos altamente selectivos, como el bisoprolol.

Existe una creencia generalizada entre los pacientes de que existe un alto riesgo de muerte súbita en pacientes con enfermedad cardiovascular durante las relaciones sexuales, sin embargo, estos temores son muy exagerados. En primer lugar, la actividad física durante la actividad sexual no es tan buena: en promedio es similar a caminar 1 milla (1,6 km) en 20 minutos o subir 2 tramos de escaleras (20 escalones) en 10 segundos. En segundo lugar, los resultados de los estudios epidemiológicos muestran que, en ausencia de antecedentes de infarto de miocardio, el riesgo absoluto de infarto de miocardio durante la actividad sexual es de solo 2 casos por 1 millón de hombres. El riesgo relativo de infarto de miocardio dentro de las 2 horas posteriores al contacto sexual fue del 2.5% y no aumentó después de este período.

Hay datos bastante interesantes sobre la relación de los signos de disfunción eréctil en pacientes con enfermedad de la arteria coronaria con la localización del infarto de miocardio, que es difícil de dar una explicación científica. Por lo tanto, el infarto de miocardio apical y anterior resultante afecta el logro de una erección, posterior - en la satisfacción de las relaciones sexuales, tabique - en la satisfacción con las relaciones sexuales. Dichas características pueden deberse a diferentes cambios en el metabolismo de lípidos y carbohidratos, producción de eicosanoides, proteína C reactiva, fibrinógeno, función endotelial vascular y síntesis de una molécula de adhesión celular, ya que la gravedad de la DE está asociada con estos parámetros en pacientes con enfermedad coronaria. enfermedad arterial Así, Se puede argumentar que la vida sexual debe ser y es un componente importante de la calidad de vida de los pacientes con enfermedades cardiovasculares. Tratamiento. Agentes endoteliales activos: los inhibidores de la fosfodiesterasa tipo 5 (PDE) son moduladores de las erecciones naturales. Actualmente, 4 medicamentos del grupo de inhibidores de la FDA tipo 5 están registrados en Rusia: sildenafil (Viagra), tadalafil (Cialis), vardenafil (Levitra) y udenafil (Ziden). No tienen un efecto relajante directo sobre los cuerpos cavernosos, pero mejoran el efecto relajante del NO al inhibir la PDE-5 y aumentar la concentración de cGMP durante la excitación sexual, lo que aumenta el flujo sanguíneo al cuerpo cavernoso y contribuye a la emergencia y el mantenimiento. de erecciones fisiológicas. Agentes endoteliales activos: los inhibidores de la fosfodiesterasa tipo 5 (PDE) son moduladores de las erecciones naturales. Actualmente, 4 medicamentos del grupo de inhibidores de la FDA tipo 5 están registrados en Rusia: sildenafil (Viagra), tadalafil (Cialis), vardenafil (Levitra) y udenafil (Ziden). No tienen un efecto relajante directo sobre los cuerpos cavernosos, pero mejoran el efecto relajante del NO al inhibir la PDE-5 y aumentar la concentración de cGMP durante la excitación sexual, lo que aumenta el flujo sanguíneo al cuerpo cavernoso y contribuye a la emergencia y el mantenimiento. de erecciones fisiológicas. Agentes endoteliales activos: los inhibidores de la fosfodiesterasa tipo 5 (PDE) son moduladores de las erecciones naturales. Actualmente, 4 medicamentos del grupo de inhibidores de la FDA tipo 5 están registrados en Rusia: sildenafil (Viagra), tadalafil (Cialis), vardenafil (Levitra) y udenafil (Ziden). No tienen un efecto relajante directo sobre los cuerpos cavernosos, pero mejoran el efecto relajante del NO al inhibir la PDE-5 y aumentar la concentración de cGMP durante la excitación sexual, lo que aumenta el flujo sanguíneo al cuerpo cavernoso y contribuye a la emergencia y el mantenimiento. de erecciones fisiológicas.

En pacientes con enfermedades cardiovasculares, se deben considerar dos características de la acción de los inhibidores de la PDE-5: reducen la presión arterial e interactúan con los nitratos. El primer fármaco en este grupo, el sildenafil, reduce la presión arterial sistólica en aproximadamente 8 mmHg. Art., Sin embargo, en el contexto de la terapia antihipertensiva, la frecuencia de sus efectos secundarios asociados con una disminución de la presión arterial (mareos, desmayos) no aumenta. Tadalafil (Cialis) tiene propiedades más selectivas para PDE-5 en comparación con PDE-6 (isoformas de PDE que se encuentran en la retina), lo que garantiza un mínimo de efectos secundarios, incluso desde el lado de la visión. Cialis comienza a actuar después de 16 minutos y persiste durante 36 horas después de la administración. Además, las ventajas de la droga incluyen la falta de interacción con los alimentos y el alcohol. La efectividad del medicamento fue similar en pacientes jóvenes y en personas mayores de 65 años y no dependió de la etiología de la disfunción eréctil. En individuos sanos, tomar Cialis a una dosis de 10 y 20 mg no causó una disminución estadísticamente significativa de la presión arterial en una posición de pie, y en general, el efecto del medicamento no afectó la hemodinámica. Se ha demostrado que el tadalafil es efectivo en hombres con esclerosis múltiple, lo que sugiere la posibilidad de su uso incluso en patologías somáticas graves. lo que indica la posibilidad de su uso incluso en patología somática severa. lo que indica la posibilidad de su uso incluso en patología somática severa. Tomar Cialis en una dosis de 10 y 20 mg no causó una disminución estadísticamente significativa de la presión arterial en posición de pie, y en general, el efecto del medicamento no afectó la hemodinámica. Se ha demostrado que el tadalafil es efectivo en hombres con esclerosis múltiple, lo que sugiere la posibilidad de su uso incluso en patologías somáticas graves. lo que indica la posibilidad de su uso incluso en patología somática severa. lo que indica la posibilidad de su uso incluso en patología somática severa. Tomar Cialis en una dosis de 10 y 20 mg no causó una disminución estadísticamente significativa de la presión arterial en posición de pie, y en general, el efecto del medicamento no afectó la hemodinámica. Se ha demostrado que el tadalafil es efectivo en hombres con esclerosis múltiple, lo que sugiere la posibilidad de su uso incluso en patologías somáticas graves. lo que indica la posibilidad de su uso incluso en patología somática severa. lo que indica la posibilidad de su uso incluso en patología somática severa.

La contraindicación para el uso de inhibidores de PDE-5 es la administración simultánea de nitratos. Con el desarrollo de un ataque de angina de pecho durante la terapia con inhibidores de la PDE-5, la administración de nitroglicerina está estrictamente contraindicada. Con precaución, los medicamentos de este grupo se usan para afecciones cardiovasculares inestables, en las que la actividad sexual en sí misma es un factor de riesgo de complicaciones, en presencia de deformidades anatómicas del pene, enfermedades que contribuyen a la aparición de priapismo.

Conclusión. La disfunción eréctil es una condición común en hombres de varios grupos de edad, especialmente con patología cardíaca existente, incluida la hipertensión arterial. La presencia de DE en personas sin enfermedades del sistema cardiovascular conduce a un mayor riesgo de que ocurran en el futuro, especialmente en hombres jóvenes. La DE existente en pacientes con patología cardíaca e hipertensión arterial es uno de los predictores de un pronóstico desfavorable: un mayor riesgo de mortalidad cardiovascular y general. La terapia antihipertensiva tiene un efecto ambiguo sobre la aparición y progresión de la disfunción eréctil. El efecto negativo está más asociado con el uso de diuréticos tiazídicos y algunos betabloqueantes.